La mayor parte de la gente olvida que el dinero no es un fin en sí mismo. Tener dinero es uno de los posibles medios para satisfacer nuestras necesidades. Pero no es el único. Nos han acostumbrado desde pequeños a trabajar para conseguir dinero que gastaremos en cosas que nos recompensan por el poco placer que recibimos trabajando.
Nuestro adoctrinamiento alcanza tal punto que somos incapaces de cuestionarnos la posibilidad de conseguir algo de otra forma distinta a pagarlo. Si quieres un techo, tienes que alquilarlo o comprarlo. Si quieres comida, tienes que comprarla en la tienda. Si SÓLO quieres sexo con una chica, tienes que pagarla. Si quieres viajar, tienes que comprar un billete…
Te planteo una sencilla pregunta:

“¿Y si hay otra manera de conseguir lo que deseo distinta a pagarla con dinero?”

Durante mucho tiempo he estado buscando respuestas a esa pregunta y las he encontrado. Disfruto de mi vida fuera del circuito del dinero y tengo una alta calidad de vida. He decidido compartir mis secretos aquí

Los secretos para vivir sin dinero